Una quinta parte de las plantas del planeta corren peligro de extinción

2 oct. 2010

Un 22 por ciento de las plantas del planeta corre peligro de extinción, según una investigación que ha valorado los peligros que amenazan a las especies vegetales.

El estudio indica que muchas las 380.000 especies diferentes conocidas corren tanto peligro de desaparición como los mamíferos y están más amenazadas que las aves.

Un grupo de científicos británicos de los Kew Gardens de Londres, del Museo de Historia Natural de la capital británica y de la Unión Internacional para al Conservación de la Naturaleza (UICN) establecieron que la mayor amenaza para los hábitat vegetales es la acción humana.

La destrucción del bosque tropical del Atlántico en Suramérica, la tala y quema de extensiones forestales en Madagascar, las plantaciones de palma para la producción de aceite en Indonesia y la agricultura intensiva en Europa y Estados Unidos son las grandes amenazas que se ciernen sobre los hábitat vegetales naturales.

El estudio indica que entre 80.000 y 100.000 tipos de plantas se encuentran en peligro de extinción en todo el mundo, una cifra 50 veces superior al número de especies autóctonas de las islas británicas.

Para llegar a esta conclusión, el informe tomó como referencia 7.000 plantas pertenecientes a cinco grandes grupos vegetales en los que se incluyen el musgo, los helechos, las coníferas, algunas flores como las orquídeas, el pasto y las legumbres.

Tanto las especies raras como las más comunes fueron evaluadas para tener una perspectiva más clara de cuál es su futuro, en contraste con la actual Lista Roja de especies vegetales amenazadas elaborada por la UICN, que incluye sólo un 3 por ciento de las plantas existentes ya que se centra en las que corren peligro de extinción.

Los investigadores observaron que un 22 por ciento de las especies evaluadas se podían clasificar como en "peligro crítico" de extinción, simplemente "en peligro" o "vulnerables".

Un 10 por ciento aún no están amenazadas, pero lo estarán si no se toman las medidas pertinentes, tal y como le ocurre a la flor conocida como campanilla de invierno, que llegó al Reino Unido como especie invasora, pero que está perdiendo terreno en su hábitat natural en Europa central y oriental.

La mayoría de especies amenazadas son originarias del bosque tropical, donde crece la mayor variedad de plantas, y de las islas que se encuentran en mitad del océano como la de Pascua y las Bermudas.

El grupo de las gimnospermas, al que pertenecen las coníferas, es el más amenazado con un 36 por ciento de las especies que lo componen en peligro.

El director del Real Jardín Botánico de Kew, Stephen Hopper, afirmó que este estudio "confirma lo que ya se sospechaba: que las plantas están amenazadas por la acción humana".

"No podemos quedarnos de brazos cruzados mientras las especies desaparecen. Las plantas son la base de la vida en la Tierra, fuente de aire limpio, agua, comida y combustible, y toda la vida animal depende de ellas", comentó Hopper, quien señaló la necesidad de utilizar todas las herramientas del conocimiento para evitar la desaparición de la vida vegetal.

El estudio se publica sólo unas semanas antes de que responsables de la ONU se reúnan en Nagoya (Japón) para debatir sobre la biodiversidad y establecer objetivos para la protección de la naturaleza.

Fuente Terra

0 comentarios:

Publicar un comentario