España vendió a Rabat armas por 31 millones

19 nov. 2010

"España las vende, Marruecos las dispara", fue una de las consignas más repetidas en las protestas de ayer en Madrid contra el Gobierno, por su reacción ante el ataque marroquí en El Aaiún. Los asistentes a esas protestas se basaron en cifras aportadas por el propio Ejecutivo, que ha reconocido que las empresas españolas vendieron en 2009 armas al Gobierno marroquí. Según esas cifras, España exportó al país vecino material de defensa por valor de 31 millones de euros.

Desde la Secretaría de Estado de Comercio, que dirige Silvia Iranzo, especificaron ayer que durante el año pasado las compañías españolas exportaron a Marruecos repuestos para un cañón antiaéreo, cartuchos del calibre 38 milímetros, partes y piezas de motores de aeronaves, así como 286 vehículos y camiones todo terreno no blindados.

Cuando el pasado 8 de junio la propia Iranzo ofreció esos datos en la Comisión de Defensa del Congreso, varios grupos de la oposición alertaron del peligro de que ese material fuera utilizado por las autoridades marroquíes para ejercer su represión contra el pueblo saharaui.

Y, tras el brutal ataque perpetrado por Marruecos contra el campamento Gdeim Izik de El Aaiún, la portavoz de Iniciativa per Catalunya-Verds en la Cámara Baja, Nuria Buenaventura, quiere que el Gobierno especifique si el Ejecutivo marroquí aportó "garantías" que permitan asegurar que esas armas "no se están utilizando en el Sáhara Occidental vulnerando los derechos humanos de la población".

Su grupo registró ayer una pregunta al Gobierno en la que también le emplaza a aclarar si "va a suspender de forma preventiva las ventas autorizadas y todavía no ejecutadas" a Marruecos. Y es que, además de las armas ya exportadas, las empresas españolas se comprometieron en 2009 a vender a Marruecos repuestos para aeronaves militares por valor de 50 millones de euros y cartuchos del calibre 38 valorados en 550.875 euros. Si se demostrara que el armamento vendido ha sido empleado por Marruecos en acciones que vulneren los derechos humanos, el Gobierno debería cancelar su relación comercial de armamento con Marruecos en cumplimiento de la Ley sobre el Control del Comercio Exterior de Material de Defensa y de Doble Uso de 2007.

Según el artículo 8 de dicha normativa, las exportaciones de armas serán denegadas cuando en el país de destino exista un conflicto armado, no se respete "la dignidad inherente al ser humano" o se promuevan "violaciones de los derechos humanos o del derecho internacional humanitario".
340 millones desde 2007

"Si Marruecos no es de estos países, no sé cuál será el país al que no tendremos que vender armas en el futuro", advirtió el diputado de IU Gaspar Llamazares en el pleno del Congreso. Asimismo recordó que, desde 2007, las exportaciones de material de Defensa a Marruecos han supuesto 340 millones de euros.

Desde el PSOE defendieron la relación comercial entre ambos países. El portavoz socialista en la Comisión de Defensa, Jesús Cuadrado, aseguró que "uno de los mayores riesgos a la seguridad futura de España se ubica, como dicen todos los estudios de seguridad estratégica, en el norte de África" y que, por ello, no se puede defender que los países de esta región estén "desarmados", informa Europa Press.

En su opinión, que uno "desee" que un país tenga "el máximo de democracia y de derechos humanos" no significa que ese Estado "no tenga la necesidad de una estructura de carácter defensivo".
La policía impide protestas frente al Ministerio del Interior

Los alrededores del Ministerio del Interior, en Madrid, estuvieron ayer blindados ante la visita del ministro marroquí, Taïb Cherkaoui. Decenas de policías se encargaron de impedir que nadie que portara cualquier tipo de símbolo a favor del Sáhara pudiera acercarse al edificio situado en el Paseo de la Castellana. Alegaron motivos de "seguridad". Cuando Cherkaoui entró en el ministerio (sobre las 11.00 horas), una decena de jóvenes que burlaron el cerco policial comenzaron a gritar proclamas a favor del pueblo saharaui. Los agentes les empujaron hasta separarlos unos cien metros del edificio. "Marruecos asesina, España patrocina", gritaron durante dos horas. Por la tarde, cientos de personas se concentraron a un centenar de metros del ministerio. Habían sido convocados por la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara.

Fuente Público.es

0 comentarios:

Publicar un comentario