¿Entraña peligros reales el movimiento "New Age"?

15 nov. 2010

Una reflexión interesante y real la de este artículo de Antonio de Las Heras

Desde la Esquina mágica queremos hacer una puntualización.

Primero la astrología habló de la evolución de los ciclos astrológicos o eras. Así, la era de Piscis que culminaba en el año 2000, aproximadamente daría lugar a la de Acuario, donde la humanidad descubriría una nueva forma de vivir más interiorizada donde no se cultivarían religiones sino creencias, y donde el ser humano cambiaría la religiosidad por la espiritualidad. Aparecerían los grupos espirituales y las técnicas de relajación que ayudarían a superar la crisis existencial que provocaría, la ruptura de esquemas sociales muy arraigados en nosotros, como son la familia, la religión y las normas sociales. En realidad seria un nuevo renacer del ser humano con un nivel de conciencia superior al de la era de piscis. La rebeldia de la juventud se uniría a cambios sociales y habría un rechazo de todo lo que significara obediencia y normas. Hablamos del Mayo de 69 como el primer detonante del cambio de era. Después siguieron otros.

Estos cambios nunca son de hoy para mañana, sino que llegan de manera lenta y paulatino con catástrofes intermedias, y lacras sociales que provocarían confusión y oscurantismo, nuevas enfermedades y cataclismos, para despojarnos de viejas pautas de conducta y demostrarnos profundos errores que debíamos eliminar, llegando a su culminación hacia el 2000 para iniciar la entrada a la nueva era de Acuario alrededor del 2140.


Había factores que podían modificar las fechas adelantándose, pero eso dependía de la propia humanidad y su voluntad de evolución. Y aparecieron los grupos de oración como una respuesta a las exigencias de este cambio de era, las técnicas de sanación por imposición de manos y las corrientes espirituales de todos tipos colores y fundamentos al tiempo que por otro lado aparecía la aldea goblal , la crisis mundial, y la perdida de valores.Esa es la etapa en la que ahora nos encontramos, vistos los desastres que estamos viviendo.

Coincido con el autor que se esta culpando a la new age o nueva era muchas cosas que no son sino justificaciones humanas, y que en vez de hacer un cambio a otro nivel de conciencia estamos convirtiendo esta oportunidad en un supermercado espiritual donde todo son cursos, talleres, terapias y retiros, que en muchos casos proceden de sabiduría ancestral con un lavado de cara tipo "new age". Todos hablamos de cuántica sin fundamento científico, y como nos hemos liberado de la culpabilidad propia de la era de piscis, nos creemos con el poder de juzgar y manipular al vecino con ofertas de nueva juventud trascendental. Pero nada de todo eso es New age, sino la falta de responsabilidad sobre nosotros mismos a la que aun seguimos colgados...

Ojala este artículo de d.C. Antonio Las Eras, nos haga reflexionar que no es oro todo lo que reluce y que solo mirado al interior de nosotros mismos, encontraremos, encontraremos la Luz que buscamos desesperadamente.

Un abrazo a todos.


¿ENTRAÑA PELIGROS REALES LA NEW AGE? escribe Dr. Antonio Las Heras

La New Age surge, sin guía alguna (por eso es un “movimiento” y no una “secta” que requiere de la existencia de un líder “iluminado”) en los Estados Unidos durante los últimos años de la guerra en Vietnam.

El auge de los Beatles, el hipismo, un repentino interés por el mundo oriental (de lo cual son ejemplos muy evidentes la novela y luego film Los Caminos a Katmandú así como la visita de los cuatro de Liverpool a la India para aprender del Gurú Maharishi) extendiéndose enseguida a Europa y el resto de América.

El movimiento es resultado de una necesidad psicosocial de los jóvenes. Había un sentimiento de asfixia, de falta de libertad, de demasiados límites y de la muerte siempre presente y a la mano. Así la ópera Hair —emblemática de la Era de Acuario o New Age— comienza con un grupo de yanquis quemando sus citaciones para enrolarse y pelear en Vietnam. Son los días del "flower power" y de "haga el amor, no la guerra".

Los parisinos leerán en las paredes "la imaginación al poder" y "sea realista, pida lo imposible". J. P. Sartre dirá que el mayo francés lo tomó por sorpresa. Jacques Bergier y Louis Pauwells publican su duradero best seller "Le Matin des Magiciens" y se aprestan a triunfar haciendo masiva a “Planeta”, nada menos que a una revista libro.

La percepción (esto es los cinco sentidos) aparece como una barrera a superar. Alucinógenos, estados alterados de conciencia, música "que aturde" pero también: canto gregoriano y mantrams de los monjes orientales.

La razón y la lógica igualmente son apreciadas como algo que limita e impide acceder a otras realidades. Meditación, yoga, un interés exponencial por la Astrología, la Parapsicología que ingresa a las universidades, nuevas psicologías de lo inconsciente, investigación de los ovnis, búsqueda de ángeles, las fuerzas espirituales, la sabiduría del mundo precolombino, el chamanismo, los monasterios del Tíbet, el Dalai Lama. Editores argentinos sorprendiéndose porque un libro voluminoso, extraño y caro se convierte en best seller: es el I Ching.

En verdad, todo muy interesante. Pero en el camino —para la gran mayoría— la superficialidad y el facilismo así como la falta de compromiso y de responsabilidad se convirtieron en moneda de uso corriente. Ese es el real peligro que entraña no la New Age en sí misma, sino la manera en que cada uno toma los conocimientos.

Daremos tres ejemplos:

Cuando por la televisión mundial la serie Kung Fu alcanzó millones de seguidores, las artes marciales se pusieron de moda. Todos querían parecerse al protagonista. Y decimos "parecerse" y no ser como él, puesto que el lugar de identificación buscado era el único fácil: practicar artes marciales.

Empero nadie perseguía alcanzar el grado de dominio psicocorporal evidenciado en la presentación misma de la serie donde el joven monje alzaba con sus brazos un yunque al rojo vivo tatuándose sendos dragones. Aquí tenemos un caso claro de superficialidad y facilismo. El verdadero interés no es el desarrollo de capacidades latentes, sino lucirse ante los demás haciendo acrobacias deportivas.

El segundo ejemplo lo tenemos en los católicos que creen en la reencarnación, cuando la Iglesia Católica tiene la resurrección como dogma de fe. Aquí hay una clara falta de compromiso con el culto que se dice aceptar y responsabilidad con uno mismo que, finalmente, lleva al desconcierto y la confusión.

Un último ejemplo podría ser el de quienes se convierten en vegetarianos pero consumen drogas.

En verdad de lo que se trata es de adoptar el modelo completo de vida y no construir uno a gusto del consumidor de manera de no hacer esfuerzo alguno y culpar a los demás de los dramas personales.
Todo esto no es patrimonio de la Era de Acuario sino una manera desacertada de actuar, demasiado frecuente hoy.

Se viva en el lugar y tiempo que sea, el hombre necesita —para existir en armonía— un proyecto trascendente que sólo se puede alcanzar con esfuerzo, perseverancia y actitud mental positiva.

Fuente Esquina Mágica

2 comentarios:

Asof Man Well

17 de noviembre de 2010, 5:33
Permalink this comment

1

dijo...

Genial..es que es así y ya está bien de negociar siempre con lo mismo, los problemas ajenos ...en fin ...gracias

Asof Man Well

17 de noviembre de 2010, 9:19
Permalink this comment

1

dijo...

exactamente igual que Asof, Genial ! Gracias... lo voy a publicar porque tiene que ser leído por todo el mundo. Vivimos una transición elegida por nosotros... vivamos felices y en paz! ... en fín... GRACIAS!

Publicar un comentario